¿Es Marruecos un destino seguro?

Junio, 2023 — Una de las primeras preguntas que familiares y amigos me hacen al recomendar este viaje es, ¿es Marruecos un destino seguro? De modo que creo importante compartir información general sobre las vivencias que yo misma he tenido en este país, eso sí, dejando muy claro que se trata de una experiencia muy personal que yo misma he vivido, y que podría estar sujeta a la más pura casualidad. Para estar al día de las recomendaciones sobre realizar un viaje a Marruecos, o a cualquier otro país, siempre recomiendo visitar la página oficial del ministerio de exteriores de España, donde se publican todas las alertas y consejos para preparar un viaje seguro a cualquier país del mundo.

Viajar como mujer en Marruecos

Si bien nunca he viajado sola a Marruecos, sí que he viajado con grupos de amigas, nunca sintiéndome en peligro ni excesivamente observada ni alerta. Marruecos es un país que vive y está acostumbrado al turismo occidental, motivo por el cual no es una rareza encontrar mujeres solas viajando por el país. Al tratarse de un país musulmán, siempre recomiendo vestir con ropas anchas y que cubran rodillas; de llevar tirantes, siempre recomiendo tener un pañuelo o fular cerca para caminar por según qué lugares, si bien en los últimos viajes que he realizado al país cada vez he sentido mayor apertura con respecto a la vestimenta, incluso desde el punto de vista de las propias marroquíes. En este último viaje, encontré mucha población extranjera en bikini y bañador en las playas de Essaouira, conviviendo en armonía con jóvenes marroquíes que entraban al agua completamente vestidas. Aquí cada cual como se sienta más cómodo.

Direcciones a cambio de propina

Esta es sin lugar una de las situaciones más comunes que experimentará el viajero al aterrizar en una ciudad marroquí, y que personalmente más detesto. 

Calle de Pueblo Marruecos

Viajar como mujer en Marruecos

Si bien nunca he viajado sola a Marruecos, sí que he viajado con grupos de amigas, nunca sintiéndome en peligro ni excesivamente observada ni alerta. Marruecos es un país que vive y está acostumbrado al turismo occidental, motivo por el cual no es una rareza encontrar mujeres solas viajando por el país. Al tratarse de un país musulmán, siempre recomiendo vestir con ropas anchas y que cubran rodillas; de llevar tirantes, siempre recomiendo tener un pañuelo o fular cerca para caminar por según qué lugares, si bien en los últimos viajes que he realizado al país cada vez he sentido mayor apertura con respecto a la vestimenta, incluso desde el punto de vista de las propias marroquíes.

Calle de Pueblo Marruecos

En este último viaje, encontré mucha población extranjera en bikini y bañador en las playas de Essaouira, conviviendo en armonía con jóvenes marroquíes que entraban al agua completamente vestidas. Aquí cada cual como se sienta más cómodo.

Direcciones a cambio de propina

Esta es sin lugar una de las situaciones más comunes que experimentará el viajero al aterrizar en una ciudad marroquí, y que personalmente más detesto. 

Jemaa el Fna de noche

La mayoría de hoteles o riads se encuentran localizados en la medina, centro histórico de la ciudad, plagado de callejones laberínticos, muchos de ellos fuera de mapa en Google Maps, Maps.me o cualquier otra aplicación, e inaccesibles a los coches. Esto conlleva que, a pesar de contratar un taxi desde el aeropuerto, en la mayoría de ciudades, este nos dejará a la entrada de la medina, y nosotros deberemos caminar hasta encontrar el hotel, tarea que no siempre es fácil. Los jóvenes locales aprovechan esta situación para pegarse como lapas a los turistas, que ven en apuros, y mostrarle la dirección al hotel. ¿El problema? Lo hacen de forma completamente impuesta, y además piden dinero a cambio. A nosotros en esta ocasión incluso comenzaron por intentar despistarnos, para más tardes reconducirnos a la calle de al lado de donde habíamos estado y, a pesar de decirles claramente desde el principio que no necesitábamos ayuda y que no teníamos dinero, la situación terminó poniéndose bastante violenta, desde luego no es la llegada ideal que cualquier persona de vacaciones desee. Aclaro que esto solo ocurre en las grandes ciudades, donde prima la picaresca.

Jemaa el Fna de noche

Hurtos y/o atracos

De los seis viajes que he realizado a Marruecos a lo largo de los años, tan solo me he encontrado con dos experiencias desagradabes en este sentido. La primera fue en Casablanca, donde un adolescente nos robó un paquete de tabaco del bolsillo. La segunda, fue en Marrakech, en este último viaje. Eran las 22.15 y salíamos de cenar de un restaurante a diez minutos del riad donde nos alojábamos, atravesando la medina. A esa hora, las calles estaban bastante vacías con todos los comercios ya cerrados. Justo al salir del restaurante, un chico comenzó a seguirnosAl percatarnos de lo vacías que estaban las calles, apresuramos el paso. Repentinamente, otro chico salió de un callejón haciendo ruido de llaves y nos advirtió con urgencia de que la calle por la que íbamos no tenía salida debido al cierre de una puerta, sugiriendo que tomáramos otra ruta para llegar a nuestro hotel. Aunque nos pareció absurdo, ya que esas puertas suelen estar abiertas, nos hizo dudar. Tuvimos la suerte de toparnos con una familia marroquí, detenida y consultando un mapa, de manera que nos aproximamos a ellos y salimos juntos de allí. En ese momento, otros dos chicos ya se había unido a la zona, observándonos y esperando a ver cómo reaccionábamos. Fue todo muy rápido, pero tuvimos la suerte de tomar las decisiones correctas, actuar de manera coordinada y encontrarnos con esa familia. Al llegar a la habitación de hotel, nos conectamos a internet y estuvimos buscando información sobre el incidente, leyendo que para otros viajeros, situaciones similares habían terminado en atraco. 

Comida y agua

Comida Callejera Marruecos

Al viajar a Marruecos, es importante tener en cuenta algunas precauciones en relación a la comida y el agua, para evitar problemas estomacales que nos puedan arruinar el viaje. No es una rareza volver de un viaje a este país con la barriga algo suelta, incluso siguiendo todas las recomendaciones mendionadas a continuación:

  • Agua potable: si bien los marroquíes beben agua del grifo, mi recomendación es siempre beber agua embotellada o hervida pues nuestro cuerpo no está acostumbrado a las bacterias presentes en el agua de este país, inofensivas para los marroquíes pero dañinas para un organismo foréneo. Evita consumir agua del grifo, incluso para lavarte los dientes y asegúrate de que las botellas estén selladas antes de abrirlas. Evita el uso de hielo.
  • Frutas y verduras: se aconseja lavar cuidadosamente las frutas y verduras con agua embotellada y pelarlas antes de consumirlas. Opta por frutas que puedas pelar tú mismo, como plátanos o naranjas. En caso de no poder garantizar que las frutas y verduras se hayan lavado con agua mineral, siempre recomiendo evitarlas. 
  • Comida callejera: Marruecos es famoso por su deliciosa comida callejera, pero debes tener precaución al elegir dónde comer. Busca lugares concurridos y donde los alimentos se preparen frescos frente a ti. Evita los puestos que parezcan sucios o poco higiénicos.
  • Evita alimentos crudos o poco cocinados: Para evitar enfermedades transmitidas por alimentos, como la salmonela, evita consumir alimentos crudos o poco cocidos, como mariscos, huevos crudos y carnes poco cocidas.
Comida Callejera Marruecos

Al viajar a Marruecos, es importante tener en cuenta algunas precauciones en relación a la comida y el agua, para evitar problemas estomacales que nos puedan arruinar el viaje. No es una rareza volver de un viaje a este país con la barriga algo suelta, incluso siguiendo todas las recomendaciones mendionadas a continuación:

  • Agua potable: si bien los marroquíes beben agua del grifo, mi recomendación es siempre beber agua embotellada o hervida pues nuestro cuerpo no está acostumbrado a las bacterias presentes en el agua de este país, inofensivas para los marroquíes pero dañinas para un organismo foréneo. 
Evita consumir agua del grifo, incluso para lavarte los dientes y asegúrate de que las botellas estén selladas antes de abrirlas. Evita el uso de hielo.
  • Agua potable: si bien los marroquíes beben agua del grifo, mi recomendación es siempre beber agua embotellada o hervida pues nuestro cuerpo no está acostumbrado a las bacterias presentes en el agua de este país, inofensivas para los marroquíes pero dañinas para un organismo foréneo. Evita consumir agua del grifo, incluso para lavarte los dientes y asegúrate de que las botellas estén selladas antes de abrirlas. Evita el uso de hielo.
  • Frutas y verduras: se aconseja lavar cuidadosamente las frutas y verduras con agua embotellada y pelarlas antes de consumirlas. Opta por frutas que puedas pelar tú mismo, como plátanos o naranjas. En caso de no poder garantizar que las frutas y verduras se hayan lavado con agua mineral, siempre recomiendo evitarlas. 
  • Comida callejera: Marruecos es famoso por su deliciosa comida callejera, pero debes tener precaución al elegir dónde comer. Busca lugares concurridos y donde los alimentos se preparen frescos frente a ti. Evita los puestos que parezcan sucios o poco higiénicos.
  • Evita alimentos crudos o poco cocinados: Para evitar enfermedades transmitidas por alimentos, como la salmonela, evita consumir alimentos crudos o poco cocidos, como mariscos, huevos crudos y carnes poco cocidas.

Animales callejeros

Marruecos es reconocido por tener una notable presencia de animales callejeros, como gatos y perros, que deambulan por las calles y los mercados. Aunque en general no representan una amenaza para los turistas, en algunas zonas rurales hemos observado que al anochecer los perros tienden a agruparse formando bandas, creando jaurías que se enzarzan en peleas y generan mucho ruido. Es por eso que considero importante tener en cuenta los posibles riesgos asociados a interactuar con estos animales:

  • Enfermedades: Los animales callejeros pueden portar enfermedades como la rabia, la sarna, la leptospirosis y diversas infecciones bacterianas. Estas enfermedades pueden transmitirse a través de mordeduras, arañazos o contacto con sus excrementos.
  • Comportamiento impredecible: Algunos animales callejeros pueden estar traumatizados o tener miedo de los humanos debido a experiencias pasadas. Esto puede hacer que su comportamiento sea impredecible y potencialmente peligroso, especialmente si se sienten amenazados o acorralados.
Calle de Pueblo Marruecos

Viajar no siempre es bonito. No siempre es cómodo. A veces duele, incluso te rompe el corazón. Pero está bien. El viaje te cambia; debería cambiarte. Deja marcas en tu memoria, en tu conciencia, en tu corazón y en tu cuerpo. Te llevas algo contigo. Con suerte, dejas algo bueno atrás.

Anthony Bourdain